Blog

Prueba

EL TURISMO FOTOGRÁFICO EN EL SUD OESTE ASIÁTICO

José Eduardo Bringas Acevedo *

Administrador, maestría en Universidad Nacional Cheng Kung – Taiwan. Actualmente estudiante del Doctorado de la Facultad de Ciencias Administrativas – UNMSM. Fotógrafo profesional formado en el Centro Universitario SENAC en el Brasil. Miembro del CEAS

 

Según datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT), el turismo en el mundo representa más del 35% del ingreso por servicios en todos los países del mundo y en algunas economías en particular, el turismo receptivo representa el mayor porcentaje de su PBI nacional. Con estas cifras en mente, podemos tener una clara idea de la significancia del turismo para la economía global. Desde hace años el turismo se ha segmentado para satisfacer las demandas específicas o especializadas de los viajeros, permitiendo la aparición de mercados insospechados. Es el caso del turismo fotográfico (TF). Sin bien es cierto, los viajes siempre han estado relacionados a la captura fotográfica o de video en los últimos 10 años y desde los días de los safaris fotográficos en África, el segmento del turismo fotográfico ha visto un crecimiento global del 33%. Ahora existen empresas de servicios turísticos que ofrecen esta modalidad turística a viajeros que buscan no solo realizar un viaje a un destino, sino que buscan mejorar o aprender técnicas fotográficas directamente en los destinos de viaje. Muchos de los países del sud oeste asiático han sabido impulsar este nuevo tipo de segmento turístico, existiendo en la región, según la APEC unas 2,800 empresas que ofrecen este servicio turístico y que inclusive han incursionado en nichos más específicos como la fotografía submarina, la fotografía espeleológica, la fotografía lepídopteristica, la fotografía natural con todas sus variantes, la fotografía social y la fotografía cultural.

El movimiento turístico genera una ganancia mayor a las empresas turísticas, ingresos que antes no los tenían debido al incremento de los días de estancia y un mayor retorno económico por día de viaje. Un ejemplo de ello es Taiwán, que siendo una isla muy pequeña ofrece un sistema bastante dinámico de salidas de turismo fotográfico de fines de semana hacia atractivos naturales o de visitas a pequeños pueblos o zonas rurales. Una de esas rutas de turismo fotográfico es la llamada Ruta del Café Taiwanés, que incluye visitas fotográficas a las plantaciones de cafetos, donde se puede fotografiar el trabajo diario de los campesinos incluyendo todas las etapas del manejo cafetalero desde la siembre de almácigos hasta el transporte y el consumo del café en restaurantes construidos para tales fines. Estos recorridos de fin de semana, atraen turistas locales y extranjeros ávidos de fotografiar una ruta diseñada en una isla que no se considera dentro de los grandes productores de café pero que ha logrado en base al impulso del turismo fotográfico una nueva fuente de ingresos para los pequeños productores cafetaleros. Los turistas no solo obtienen fotografías maravillosas de los lugares de la ruta, sino que en adición incrementan su conocimiento de la importancia de practicar una agricultura orgánica sostenible y amiga del medio ambiente ayudando a crear una conciencia sobre la importancia de la protección y preservación natural.

En nuestro país que ofrece múltiples atractivos turísticos en las tres regiones naturales y varias rutas cafeteras potenciales para el turismo fotográfico profesional, este apenas se realiza, existiendo solo una empresa dedicada totalmente a esta actividad, la cual ofrece tours fotográficos por rutas no comerciales. Ojalá, que en el futuro pos COVID-19 el turismo nacional que es un sector que se ha visto muy afectado, pueda tener dentro de sus nuevos ofrecimientos la opción del turismo fotográfico profesional y que contribuya no solo al crecimiento económico de las regiones donde este se desarrolle sino del país que tiene todas las características para desenvolver un turismo fotográfico aún mayor que en muchos países del sud oeste asiático alguno de los cuales con ofertas turísticas menores.