Blog

Prueba

Cómo reaccionó Corea del Sur al Covid 19, y qué podemos aprender en Perú en el sector cultura.

 

Juan Diego Zamudio Padilla *

*Economista, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú. Estudiante de Maestría en Economía con mención en Finanzas, UNMSM, Perú. Jefe de la Oficina de Cooperación Técnica Internacional, UNMSM, Miembro del Centro de Estudios Asiáticos San Marcos (CEAS), UNMSM, Lima, Perú.

 

 

Corea del Sur, un país con un crecimiento de 2% en el 2019 y un estimado según el FMI de -2.1%, ha reaccionado ante el Covid-19. Corea tiene un PBI Per cápita de 31 mil dólares y 0.5% de desempleo. El empleo en Corea del Sur está basado en 4.8% de la agricultura, 25 % de la industria y un 70.2% de servicios.

El Perú firmó un TLC con Corea del Sur el 21 de marzo de 2011, con miras a un trabajo cada vez más profundo y de largo plazo. Las experiencias de desarrollo de Corea del Sur pueden ser aprovechadas por el Perú en el contexto actual. Corea tiene una gran participación de su comercio exterior con China, exporta un 24.5% e importa un 15.6% en el 2019. Con Perú se exporta más productos tradicionales 88% y 11% de productos no tradicionales, con valor agregado. Existen mucha oportunidad aprender de las mejores prácticas.

Los servicios que son el 70.2% representan una gran participación, y un impacto negativo en esta área puede traer consecuencias profundas. El Covid – 19 ha tenido efectos en el sector de servicios, específicamente en la cultura. Una caída de 38.8% en el gasto del gobierno en cultura y artes, en el acumulado hasta junio, explica claramente su vulnerabilidad.

Debido a la baja movilización a causa del Covid 19, existen servicios culturales que, si han crecido, como los cómics y libros en línea. El mercado sin contacto, ha crecido aún más por pandemia, por ejemplo, el programa BTS. Los museos se han abierto digitalmente para llegar a más personas.

El gobierno de Corea destina un presupuesto para las actividades culturales. Toma políticas para crear empleo, disminuir el desempleo e impulsar la industria cultural. Ha trabajado con un grupo de emergencia, directrices y el control de la pandemia.

La política tomada en cerrar la brecha digital a través de un “Bono Cultural”, con un sistema de cupones de 75 USD en 2020 a 83 en el 2021. Mejora de capacidades en alfabetización digital, y una oferta digital (www.culture.go.kr) que ha tenido gran aceptación en el público.

El gobierno de Corea se ha preocupado por los ofertantes culturales, a una tasa de 2.2% a 1.2%, con un límite de 4 a 8 mil USD. El mundialmente conocido mundo de artistas ha recibido subsidios por el gobierno, para protegerse de la vulnerabilidad. También a las pequeñas y medianas empresas a través de subsidios, y la creación de fondos público privado.

Corea estima que la nueva normalidad requiera de nuevas formas de brindar los servicios culturales, y el gobierno apoya en esto. Nuevas leyes con reformas incluidas, en la gestión y medición actual. Digitalización de los servicios públicos, de producciones artísticas privadas, y el registro del contenido virtual para brindar una continuidad.

Se está desarrollando proyectos usando inteligencia artificial en quioscos y muros en Bibliotecas. Una integración del contenido de las bibliotecas para compartir entre ellas, acercando los servicios al ciudadano. Generar una mayor interacción con el Internet de las Cosas, y medir este impacto, en todo el país, usando la Big data.

Los juegos serán impulsados, para su regulación, su promoción y ventas internacionales, generar una base sólida. Con el fin de promover el empleo y las ventas de esta industria que ha crecido a una tasa de 9.8% del 2008 al 2018.

Una muy interesante propuesta de Corea, es el trabajo del uso correcto de la propiedad intelectual, para esto, Corea ha desarrollado el sitio web “Intercambio Digital de Derechos de Autor”, con el fin de prevenir la piratería. Quizás sea un buen ejemplo para nuestro alto nivel de informalidad y piratería en el Perú.

Corea busca ampliar sus programas que están dirigidos para personas con problemas emocionales, a personas que sufren el nuevo Corona Blue, depresión por el Covid 19.

El Perú puede aprender de las políticas tomadas por Corea para coordinar a través de la cooperación técnica internacional como KOICA en beneficio de los peruanos, y de la población más vulnerable. Corea tiene una visión de trabajo a corto mediano y largo plazo, buscando que sus políticas cubran a la mayor parte posible, así como adaptarse y generar un crecimiento en la nueva normalidad.

Informe completo: https://bit.ly/3otXy5b