Blog

Prueba

Introducción

La salud mental hoy en día es eje del desarrollo no solo del individuo sino de la nación, es un componente intrínseco de la salud repercutiendo en todos los ámbitos de nuestra vida. La Salud Mental es conceptualizada como un estado dinámico de bienestar que se construye en los diversos contextos en las que está inserta la persona, como el hogar, la escuela, así como en el ámbito laboral y de recreación. Permitiendo desarrollar sus destrezas, enfrentar el estrés diario, trabajar productivamente, las que se relacionan con la salud física y el bienestar social. El apoyo social es un factor relevante a través del cual las personas descubren o entienden que son queridos, considerados, y contenidos dentro de la familia, los pares, y otras personas importantes. Así el mantener relaciones sociales se constituyen en una adecuada percepción de apoyo social. Frente a ello se plantearon como objetivos para el estudio, analizar la relación entre las conductas problemas de la salud mental con las fuentes del apoyo social percibido; así también evidenciar las diferencias entre las conductas problemas de la salud mental con las fuentes del apoyo social percibido según género, en escolares de cuarto grado de secundaria de Instituciones Educativas Públicas de Lima Metropolitana.

 

Método

El tipo de estudio es sustantivo, método correlacional. El diseño es ex post facto, transversal. La muestra quedó compuesta por 627 escolares de cuarto grado de secundaria de Instituciones Educativas Públicas de Lima metropolitana. Se empleó la técnica de la indagación y dos instrumentos, el Inventario de Problemas Conductuales (Achenbach, 1991) afinado por Majluf (1999, y la versión adaptada de la Escala multidimensional del apoyo social percibido de Zimet (MSPSS) (Zimet, Dahlem, Zimet & Farley, 1988, adaptada por Cárdenas (2016).

 

Resultados

En la muestra total, existen correlaciones estadísticamente significativas e inversas entre el apoyo social familiar con las conductas problema en general, así como en sus dimensiones externalizantes e internalizantes, específicamente con las conductas de problemas sociales, de pensamiento, búsqueda de atención, conducta agresiva, ansiosa y problemas de relación. Lo cual nos indica que los adolescentes que perciben mayor apoyo social de parte de su familia, tienden a presentar en menor medida estas conductas problemas. Asimismo, se observa que los evaluados que tienden a presentar menor nivel de apoyo social son quienes presentan mayores conductas problema de tipo conducta ansiosa y problemas de relación.

 

Conclusiones

La muestra total de escolares evidencia que hay correlación significativa e inversa entre las conductas problema en sus dimensiones externalizante e internalizante con las fuentes del apoyo social percibido. El menor apoyo social propicia mayor presencia de conductas problema ansiosa y problemas de relación, incidiendo en la salud mental del adolescente.

 

Para mayor información/detalle sobre los resultados, puede leer el artículo publicado.

DOI: http://dx.doi.org/10.15381/rinvp.v22i2.17424