Blog

Prueba
WhatsApp Image 2022-03-22 at 10.48.11 AM

COORDINADOR DE CAVILA EPÓNIMO DE LA PROMOCION 2019

La primera promoción de la carrera de Psicología Organizacional y de la Gestión Humana de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, decidió llevar el nombre de nuestro fundador y coordinador del Grupo de Investigación “Calidad de Vida Laboral” – CAVILA, Dr. Alejandro Erasmo Loli Pineda. La graduación prevista para celebrarse en el año 2020, se llevó a cabo el día 19 de febrero de 2022, postergada por razones de la pandemia – COVID 19, que jamás será olvidada por los integrantes de la Promoción. El evento, calificado como “apoteósico” por los asistentes estuvo nutrido de una programación de vivencias y experiencias junto a su EPONIMO, Dr, Alejandro Loli Pineda, el padrino Dr. Edgardo Cuba Bernedo, la directora de la Escuela, Dra. Mildred Paredes Tarazana y el Decano de la Faculdad, Mg. Oswaldo Orellana Manrique, quienes acompañaron en la mesa de honor. Premios y discursos llenos de recuerdos de años vividos en la nueva carrera dieron realce a la ceremonia.

A continuación el discurso del Epónimo.

CEREMONIA DE GRADUACION DE LA PROMOCION DR. ALEJANDRO LOLI PINEDA, AL CULMINAR LA CARRERA DE “PSICOLOGÍA ORGANIZACIONAL Y DE LA GESTIÓN HUMANA”

Cómo pasa el tiempo y cómo vienen las nuevas generaciones para seguir bregando con entrega total al servicio de la sociedad.

El día de hoy asistimos a un acto histórico para la EP de “Psicología Organizacional y de la Gestión Humana”, para nuestra Facultad, para nuestra UNMSM y en especial para homenajear a este contingente humano, que a pesar de circunstancias adversas ha sabido cumplir sus metas gracias a su capacidad de resiliencia; jóvenes cuya formación ha concluido con el apoyo incondicional de sus docentes y el esfuerzo magnánimo de sus padres. En adelante, jóvenes, la responsabilidad es de cada uno de ustedes.

 

Toda persona por naturaleza propia transita por la vida en búsqueda de superación. Sin embargo, hay una gran distancia entre el hombre común que busca un mejor futuro y que no tiene acceso por diversos motivos y ustedes. Pues, ustedes, jóvenes profesionales, desde que ingresan a la Universidad tienen la ventaja y el privilegio de ser los futuros líderes de la nación; y si además se formaron en la Real y Pontificia Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la ventaja y el privilegio es aún mayor; así como su responsabilidad para con la sociedad se incrementa sustancialmente frente a ese ciudadano común.

 

Esta antigua Casa de Estudios, cuna de grandes intelectuales del país, los docentes y la sociedad entera de nuestro país han hecho su mayor esfuerzo en su formación y tienen grandes esperanzas en el desarrollo y realización profesional, personal y familiar, pero sobre todo social. Toda la sociedad de nuestro país guarda la esperanza en su juventud, la confianza en que su contribución responsable, ético y moral permitirá el cambio hacia una sociedad de calidad y de excelencia. Muchos piensan que nuestro país no tiene cura, que está infestado de corrupción y otros males. Pues les diré algo, que existen tres tipos de personas: los que se comprometen, los que miran esperando lo que sucede y los que se aprovechan de las circunstancias para sangrar al país. Estoy seguro que ustedes pertenecen al grupo de los que se comprometen y lucharán por hacer las cosas bien, porque su formación garantiza para ser personas de calidad, que busca construir una sociedad de calidad.

Por cierto, en nuestra Universidad, como en cualquier institución o grupo humano hay muchas diferencias entre sus miembros, pero gracias a estas diferencias, a la libertad y la autonomía que nos concede la democracia institucional para ser creativos, y una visión racional del futuro nos permitió crear esta floreciente carrera profesional, que ahora nos da sus primeros frutos de los cuales nos sentimos orgullosos, porque son frutos de alta calidad, y dispuestos a competir en este difícil mercado del trabajo.

Por eso, quiero rendir homenaje a este grupo humano porque ellos serán los embajadores de nuestra especialidad y agradecerles por tan generosa consideración para llevar mi nombre. Ahora, permítanme por favor, referirme sobre la forma cómo se dieron los hechos para la creación de la Escuela, situación que me compromete de alguna manera referirme a la contribución que me tocó desarrollar.

Ingresé a mi Alma Mater, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1966 y culminé mis estudios 6 años después en 1971, ingresé a la docencia en marzo de 1978 después de ganar algunas experiencias muy fructíferas en el ejercicio de la profesión a convocatoria de las autoridades de entonces, en marzo de este año cumplo 44 años de docencia universitaria e investigaciones científicas, con más de 50 publicaciones y más de 800 citas en publicaciones de otros investigadores. He transitado también por muchos cargos administrativos de dirección, que no es el caso de recordar. Pero sí me parece pertinente recordar la conexión con la especialidad y la carrera.

En el 2007 se llevó a cabo una Jornada Curricular en nuestra Facultad que cambiaría el rumbo de nuestro destino como especialistas de la psicología organizacional. En esa oportunidad se aprobó un Plan de estudio general y muy flexible que no contribuiría a satisfacer las necesidades del mercado de trabajo, perjudicial para algunas especialidades como la nuestra, dejándonos un mal sabor entre los docentes que conocíamos las necesidades del mercado, porque en las organizaciones se necesitaba expertos en la solución de problemas humanos y esta formación general y flexible no cubría las necesidades de las organizaciones. Un docente muy inquieto que trabajaba en una organización del Estado, enterado del asunto, presentó un proyecto de estudios para la formación de psicólogos en gestión pública, generando la creación de una Comisión integrada por excelentes colegas que estudiara la propuesta, honrándome con la Presidencia; analizado los hechos, la propuesta no prosperó, situación que fue aprovechada para presentar una nueva propuesta, que después de un amplio debate que se prolongó por varios años en el Consejo de Facultad, finalmente se aprobó siendo Decana la Dra. Lupe García Ampudia el 25 de febrero del 2013, luego tramitado al Consejo Universitario para su aprobación y la Asamblea Universitaria para su ratificación, oficializándose mediante Resolución Rectoral N° 01742-R-14 de fecha 07 de abril de 2014, dando nacimiento a la EP de Psicología Organizacional y de la Gestión Humana y honrándome con la designación de Presidente de la Comisión Organizadora y luego como su primer Director. Este es a grandes rasgos la historia de la Carrera que ahora nos convoca, y que tienen todo el derecho de conocer.

Finalmente, quiero aprovechar este escenario para testimoniar el denodado esfuerzo que hicieron quienes formaron parte de esta difícil empresa, no solamente como miembros de la Comisión de formulación del proyecto, sino también de la Comisión Organizadora y todo el proceso de implementación de la Escuela: La Dra. Mildred Paredes Tarazona, su actual Directora, el Dr. Edgardo Cuba Bernedo, miembro del Comité de Gestión, el Dr. José Ventura Egoabil, Docente activo de la Escuela, el Dr. Leoncio Solórzano, docente de la Escuela que en Paz Descanse, y la colaboración cercana y permanente del Mg. Héctor Hernández, docente de la Escuela.

Gracias a todos ellos, y gracias a los estudiantes que creyeron y confiaron su formación en nosotros y gracias por llevar mi nombre y hacerme sentir importante en mis últimos días de estancia al servicio de la comunidad universitaria.

Un abrazo muy fuerte a cada uno de ustedes y disfruten de esta carrera tan maravillosa por su contenido y tan humana por su praxis cotidiano.

Ustedes nos dicen: “En el futuro no importa de lo estemos hechos sino de lo que hagamos”, y yo les digo, “Los docentes sabemos de qué estan hechos y de lo que son capaces de hacer”.

“Sanmarquinos por siempre”

Muchas gracias

Lima, 19 de febrero del 2022.